Saltar al contenido

¿Qué es Eos?

eos

Eos es una de las plataformas de blockchain más potentes para la creación de aplicaciones descentralizadas, entre otros muchos usos prácticos, y uno de los proyectos más prometedores en este campo ¿El motivo? Ser más rápida que sus competidores, como Ethereum, y también mucho más versátil. Hoy te explicaremos las características principales de la moneda virtual Eos.

El origen de la criptomoneda Eos

La criptomoneda Eos y su software (Eos.io) basado en la tecnología blockchain o cadena de bloques, nacieron en 2017 de la mano de la sociedad Block.one y su creador, Daniel Larimer. Eos.io, basado en el sistema blockchain y muy parecido a Ethereum, destaca por tratarse de un sistema descentralizado (controlado por sus usuarios y donde la información no se almacena en un servidor central) y por poder usarse para desarrollo, ejecución y almacenamiento de aplicaciones descentralizadas, también conocidas como Dapps.

El software permite la creación de cuentas, sistemas de autenticación, gestión de bases de datos, comunicación y programación de aplicaciones, entre otros muchos usos. El hecho de emplear la tecnología blockchain en el software Eos.io tiene la ventaja de que le permite ejecutar millones de operaciones por segundo, elimina a los intermediarios y permite una rápida programación, lanzamiento y mantenimiento de aplicaciones descentralizadas. Este hecho supone una revolución en cuanto a abaratamiento de costes y eficiencia se refiere.

El propósito de su creador, Daniel Larimer, con Eos.io, era crear una blockchain que permitiera desarrollar aplicaciones descentralizadas o Dapps (cosa que Bitcoin, la blockchain más conocida, no puede hacer) y que además, fuera más rápida que su competidora, Ethereum, que tiene unas funcionalidades muy parecidas a las de Eos.io. Y, de hecho, parece que lo ha conseguido.

Como todo software basado en blockchain, Eos.io dispone de su propia moneda virtual, Eos, que contribuye a mantener todo el sistema. Actualmente Eos es un criptoactivo en auge, muy conocido dentro del sector y además uno de los que disponen de más capitalización en el mercado de las criptodivisas.

Su función como activo digital

Es decir, aparte de ser la moneda virtual que sostiene la blockchain Eos.io, ejerce también como un activo digital que fluctúa en el mercado y del cual puede obtenerse rentabilidad financiera como si de una acción bursátil se tratase. De hecho, muchos pequeños inversores han optado por invertir parte de sus ahorros en este activo digital o en otros. No obstante, debes saber que se trata de un activo volátil, que experimenta constantes subidas y bajadas en cuanto a su valor, por lo que si estás decidido a invertir, te recomendamos que seas prudente.

¿Cómo funciona Eos?

La blockchain de Eos, a diferencia de sus competidores, utiliza para su funcionamiento el algoritmo de consenso delegado (Delegated Proof-of-Stake). Con este algoritmo, cada vez que se genera una transacción u operación en la blockchain Eos.io, una serie de usuarios en red (que son propietarios de criptomonedas basadas en el software Eos) validan en cuestión de microsegundos esta transacción.

eos blockchain

Cuando se adquiere el consenso suficiente, la transacción se ejecuta y se genera el bloque de datos, que se une al resto de la cadena de bloques. Imagina que antes de tomar una decisión importante necesitaras primero la aprobación de más de la mitad de tus familiares. Pues bien, así funciona el sistema blockchain y el algoritmo de consenso delegado. ¿Lo entiendes ahora?

La diferencia es que la blockchain Eos.io hace esto mucho más rápido. Desde que haces la operación hasta que esta es aprobada por el resto de los usuarios y se logra el consenso para poder ejecutarla transcurren solo 0,25 segundos. Rápido, ¿verdad?

Los usuarios en red colaboran entre ellos para producir estos bloques de datos bajo un sistema de reputación (cuanto mejores valoraciones tengas como productor, más bloques te permitirá producir el sistema). Es distinto a lo que sucede en otras blockchains como Bitcoin, donde los usuarios compiten por ser el primero en producirlo, ya que es este el que se lleva el pago (algoritmo de prueba de esfuerzo o Proof-of-Work).

Por tanto, con el sistema de reputación de Eos a cada usuario se le dará permiso para producir más o menos bloques en función de los votos que tenga. En la blockchain de Eos se producen 126 bloques cada 3 segundos, en tandas de 6 bloques por productor, con un total de 21 productores trabajando conjuntamente que son escogidos al azar en base al sistema de reputación.

Si el productor no genera dichos bloques en el tiempo dado, recibe una valoración negativa y en la siguiente tanda se pasan a otro productor. Si, por el contrario, lo realiza correctamente, obtiene una valoración positiva. Ello genera el sistema de reputación, que permite optar o no a la producción de un mayor número de bloques. Si el productor no se conecta en todo un día, se le elimina del sistema para evitar retrasos en la generación de los bloques, delegando la producción (de ahí lo del consenso delegado) a los mejores y más activos.

La minería de Eos terminó el verano del año pasado, por lo que ya no es posible obtener esta moneda de otra manera que comprándola. Por consiguiente, la cantidad de monedas Eos en el mercado es fija en la actualidad, existiendo un total de 1.000 millones de monedas Eos, si bien, de esa cantidad, 100 millones están en poder de la sociedad Block.one que controla la divisa virtual.

Los bloques producidos contienen todos los datos de las transacciones realizadas y se enlazan, uno tras otro, en una larga cadena de bloques (de ahí el nombre de blockchain). Eos genera 126 bloques cada 3 segundos, algo menos de uno por cada 0,5 segundos, es decir, casi 4 millones de bloques por día. Los productores de bloques reciben pagos en la criptodivisa Eos, que actualmente cotiza en el mercado alrededor de los 8 $ (unos 7,15 €) por moneda.

Te dejamos un vídeo explicativo sobre la criptomoneda Eos que te va a ayudar a aclarar las ideas:

Ventajas y beneficios de utilizar la infraestructura de Eos

Las aplicaciones de la plataforma blockchain de Eos son casi infinitas.

En primer lugar, la estructura blockchain de Eos.io es propia. Si bien la distribución de los tokens se realizó inicialmente mediante una ICO (siglas de Initial Coin Offering u Oferta Inicial de Moneda) con la blockchain de Ethereum, una vez finalizada esta distribución el año pasado todas las operaciones que realiza Eos se ejecutan mediante su blockchain Eos.io gestionada por la sociedad Block.one, que además es compatible con otras blockchains y criptomonedas como Ethereum. Ello la convierte en muy versátil y fácilmente adaptable a los cambios tecnológicos.

La principal aplicación que tiene Eos es que permite desarrollar aplicaciones para móviles o tablets con una apariencia sencilla, más comercial y agradable para el usuario, pero con las ventajas que aporta el uso de la tecnología blockchain, que es mucho más segura que las tecnologías centralizadas convencionales (vulnerables a los hackeos y robos masivos de datos personales) y que permite ejecutar más operaciones simultáneamente y con más rapidez. Eos puede utilizarse tanto para convertir aplicaciones normales en aplicaciones descentralizadas (Dapps) como para crearlas desde cero.

Eos.io también permite ejecutar los conocidos como smart contracts (contratos inteligentes), que no son otra cosa que la transformación de un contrato tradicional a un código informático para que este mismo se ejecute solo en base a una serie de comandos dados previamente.

Por ejemplo, imagina el potencial que tendría el uso de blockchain unido al Internet de las cosas. Un casero podría codificar un contrato inteligente de alquiler mediante Eos, de manera que el día 5 de cada mes el propietario cobrara el alquiler a su inquilino y otros gastos, como los de comunidad (¡todo sin ninguna intervención por parte del propietario!), y en el caso que este no pagara en el plazo convenido mediante el Internet de las cosas se le podría bloquear la puerta y no dejar entrar al inquilino a la vivienda hasta que se pusiera al corriente de lo adeudado.

Este es solo un ejemplo, pero las posibilidades de Eos son infinitas. Como seguramente ya habrás supuesto, este tipo de aplicaciones puede servir para reducir enormemente los costes tanto a nivel empresarial como familiar, ya que, una vez codificados, estos contratos inteligentes se ejecutan solos y no pueden ser modificados salvo por las mismas personas que los crearon. Además, gracias a que se sustentan en una blockchain son imposibles de hackear con la tecnología actual.

Otra de las ventajas que hacen a Eos muy interesante es que no es necesario fijar una comisión para poder utilizar las Dapps creadas mediante la plataforma blockchain de Eos. Los desarrolladores de la aplicación deciden si quieren cobrar o no una comisión a los usuarios por su uso.

Eos: Un criptoactivo con un largo futuro por delante

Y por si fuera poco, Eos, como moneda virtual, está en auge. Ya son muchos los que dicen que el dinero digital es el futuro. Pronto retiraremos tanto billetes como monedas de nuestras carteras.